Diferencia entre finiquito y liquidación

La principal diferencia entre el finiquito y la liquidación radica en su objetivo y alcance. El finiquito se refiere al cierre de una relación laboral, liquidando las obligaciones económicas y legales entre el empleador y el empleado. En cambio, la liquidación implica el cierre definitivo de una empresa o la disolución de una sociedad, abarcando la venta de activos, el pago de deudas y la distribución del patrimonio. Mientras que el finiquito se aplica a nivel individual en el contexto laboral, la liquidación se lleva a cabo a nivel empresarial.

En el ámbito laboral, es común encontrarse con los términos «finiquito» y «liquidación». Sin embargo, muchas personas no conocen exactamente cuál es la diferencia entre ambos conceptos y cómo se aplican en diferentes situaciones.

En este artículo, vamos a ver a fondo las diferencias entre finiquito y liquidación, explicando qué son cada uno de ellos y cuáles son sus principales diferencias. ¡Vamos allá con finiquito vs liquidación!

¿Qué es un finiquito?

El finiquito es un documento legal que se utiliza al finalizar una relación laboral entre un empleador y un empleado. Este documento establece el acuerdo entre ambas partes con respecto a las obligaciones financieras y legales que se derivan de la terminación del contrato laboral.

En otras palabras, el finiquito es la forma de liquidar y cerrar legalmente todos los asuntos económicos y laborales entre el empleador y el empleado.

Contenido del finiquito

Un finiquito suele incluir los siguientes elementos:

  1. Detalles del empleado: Nombre completo, número de identificación, dirección, etc.
  2. Detalles del empleador: Nombre de la empresa, dirección, número de identificación, etc.
  3. Fecha de terminación del contrato laboral.
  4. Cálculo de los conceptos económicos: Salario pendiente, vacaciones no disfrutadas, horas extras, indemnizaciones, etc.
  5. Firma del empleado y del empleador.
¡Otra diferencia!  Diferencia entre eneagrama y eneatipo

¿Cuándo se entrega un finiquito?

El finiquito se entrega al empleado al finalizar su relación laboral con la empresa. Por lo general, se realiza en el último día de trabajo o en una fecha acordada entre ambas partes. Es importante destacar que el empleado tiene el derecho de revisar el contenido del finiquito y, en caso de discrepancias, puede solicitar aclaraciones o hacer las correcciones necesarias antes de firmarlo.

¿Qué es una liquidación?

La liquidación es un proceso más complejo que implica el cierre definitivo de una empresa o la disolución de una sociedad. Durante este proceso, se liquidan todos los activos y pasivos de la empresa, y se distribuye el patrimonio restante entre los accionistas o propietarios.

Tipos de liquidación

Existen diferentes tipos de liquidación, dependiendo de la situación:

  1. Liquidación voluntaria: Ocurre cuando los propietarios de una empresa deciden cerrarla de manera voluntaria, ya sea por razones económicas, estratégicas o personales.
  2. Liquidación judicial: Se lleva a cabo cuando una empresa se declara en quiebra o insolvencia y un juez designa a un liquidador para que se encargue del proceso de liquidación.
  3. Liquidación por fusión o adquisición: En este caso, la liquidación ocurre como consecuencia de una fusión o adquisición de la empresa por parte de otra entidad.

¿Qué incluye una liquidación?

Durante el proceso de liquidación, se deben llevar a cabo diversas actividades, como:

  1. Venta de activos: Se venden los bienes y propiedades de la empresa para obtener fondos.
  2. Pago de deudas: Se liquidan las deudas pendientes de la empresa con sus acreedores.
  3. Cierre de cuentas bancarias: Se cierran las cuentas bancarias y se distribuyen los fondos entre los acreedores y accionistas.
  4. Liquidación de empleados: Se pagan las indemnizaciones y derechos laborales pendientes a los empleados.
¡Otra diferencia!  Diferencia entre ego y orgullo

Principales diferencias entre finiquito y liquidación

Aunque el finiquito y la liquidación están relacionados con el cierre de una relación laboral o empresarial, existen diferencias significativas entre ambos conceptos. A continuación, se presentan las principales diferencias:

  • Objetivo: El finiquito tiene como objetivo liquidar las obligaciones financieras y legales entre un empleador y un empleado al finalizar una relación laboral. Por otro lado, la liquidación tiene como objetivo cerrar una empresa o disolver una sociedad y distribuir su patrimonio.
  • Alcance: El finiquito es un acuerdo específico entre un empleador y un empleado, mientras que la liquidación es un proceso más amplio que involucra a toda la empresa y sus accionistas.
  • Contenido: El finiquito se centra en el cálculo y pago de conceptos económicos pendientes, como salarios, vacaciones no disfrutadas, indemnizaciones, etc. En cambio, la liquidación abarca la venta de activos, el pago de deudas y la distribución de los fondos restantes.
  • Aplicación: El finiquito se aplica en el contexto de una relación laboral, mientras que la liquidación se aplica cuando se cierra una empresa o se disuelve una sociedad.
  • Momento: El finiquito se entrega al finalizar la relación laboral, en el último día de trabajo o en una fecha acordada. Por su parte, la liquidación puede llevarse a cabo en cualquier momento durante el proceso de cierre de la empresa.

Daniel Gutiérrez Viñas

Formación académica: Miembro acreditado por la institución europea EFPA como "European Financial Advisor" Licenciado en Economía por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid Máster en Asesoramiento y Planificación Financiera por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Experiencia laboral: Manager de educación financiera en Benowu International Academy S.L. desde 2016 Analista de Tradingdesdecero.com desde 2016 Información profesional previa: Anteriormente gestor de operaciones en Banco Sabadell, Consultor de trading en Academy of Financial Trading, Asesor Financiero en Seguros Santalucía y Gestor Comercial en Caja Madrid.