Diferencia entre un blog y una página web

Aunque ambas opciones flotan en el ciber espacio, debes saber que un blog es diferente a una web pues ambos poseen características y enfoques distintos. No te preocupes, con esta guía con las diferencias entre blog y web, ya no volverás a confundirte entre qué es cada una.

¿Qué es un blog?

Un blog es un tipo de sitio web cuyo enfoque está en el crear y compartir contenido en forma de entradas de blog. Las entradas se componen principalmente de texto el cual de la mano con otros recursos multimedia como lo pueden ser videos e imágenes.

En un blog el contenido se presenta en orden cronológico inverso, es decir, las entradas publicadas más recientemente son las primeras en salir. Entre más post compartas, el contenido más antiguo se irá sepultando al final, aunque siempre se pueden añadir etiquetas que faciliten su búsqueda.

¿Qué es una página web?

Una página web, a su vez, agrupa diferentes páginas y contenido bajo un solo dominio. Es decir, en un solo dominio tenemos múltiples pestañas lo que hace que sea más una colección que un solo sitio. Incluso dentro de la página web podemos encontrar un blog.

Las páginas web tienen, a su vez, diferentes objetivos, ya que hay páginas web enfocadas a la venta de productos (tienda online), posicionamiento, marketing de referidos y más. No tienen solo el objetivo de compartir contenido como pasa con el blog, esto hace que sea mucho más versátil y universal.

También te puede interesar: Diferencia entre SEO y SEM

Principales diferencias entre un blog y una página web

  1. Dinamismo: Lo primero que debes saber es que el sitio web suele ser mucho más estático que el blog. Y es que el blog constantemente suma nuevo contenido para mantenerse actualizado y relevante.
  2. Enfoque: El blog tiene, generalmente, un enfoque centrado en el compartir contenido, entradas, post, etc. Mientras que la web puede tener varios enfoques siendo el comercial el principal de ellos. Podemos encontrar tiendas en línea y webs que sirven de sitios informativos, además de que una página puede tener su propio blog.
  3. Cantidad de sub páginas: Aunque ambas opciones pueden añadir diferentes páginas, el sitio web suele ser mucho más extenso en cuanto a la cantidad de páginas agrupadas bajo un mismo dominio y hosting. El blog suele dividir su contenido en categorías más que en páginas lo que hace que tenga una menor cantidad de ellas.
  4. Tienda web: Por último, otra de las diferencias claras que encontramos es el hecho de que un blog no puede tener una tienda web, ya que las tiendas web son solo de las páginas de internet. Para tener un ecommerce es necesario crear una página de internet.

Como puedes ver, existen diferencias claras entre ambas opciones, pero también tenemos semejanzas. De hecho, un blog puede complementarse de una página web y una página web de un blog. Además, ambas opciones funcionan a la perfección y son fundamentales para el posicionamiento en buscadores conocido como SEO en Google.

David Ayala

Llevo desde el año 2003 trabajando en el marketing digital, el SEO y los negocios online. Soy autor de un libro con la editorial Anaya, cofundador de las agencias Sock Data y SEOluciones, profesor en la Universidad de Zaragoza, speaker en eventos, mentor de emprendedores y un loco creador de proyectos.Mi web: Seoluciones.comMi libro: Visibilidad Online: Inmortaliza tu marca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *