Diferencia entre hidratar y humectar

Si hablamos del cuidado de la piel, podemos traer a colación dos conceptos muy reconocidos, hidratar y humectar, debido a sus similitudes, muchos pueden llegar a usarlos como sinónimos. Esto es un gran error, ya que cada uno cumple una función diferente y se consiguen de maneras diferentes, ¿Quieres aprender a diferenciar entre hidratación y humectación? Te recomendamos seguir leyendo para que te quede claro.

¿Qué es hidratar?

El proceso de hidratación, por decirlo de una forma bastante sencilla, es agregar agua a la piel. La forma en la que esto se consigue es mediante el consumo de agua de forma moderada o bien, gracias a los productos hidratantes que podemos conseguir en el mercado. La gran mayoría de estos productos incluyen glicerina o ácido hialurónico.

Si mantenemos nuestra piel correctamente hidratada, esta podrá tomar un mejor aspecto y sentirse mucho más suave; diferencias notables a la vista. Además, permite que esta se mantenga flexible, así evitaremos la aparición de grietas por deshidratación o resequedad. Mantener la piel hidrata es prácticamente un requisito para nosotros, de lo contrario nuestra piel podría mostrar claras señales de estar seca, que tanto estética como médicamente no es para nada bueno.

También te puede interesar: Diferencia entre peeling y limpieza facial

¿Qué es humectar?

Otra de las claves para tener una piel suave, visualmente agradable y flexible es mantenerla humectada, ¿Pero qué es humectar? Bien, podemos resumir la humectación como el proceso mediante el cual se mantiene un cierto nivel de humedad en la piel. Además, los productos para el cuidado de la piel que humectan, también permiten conservar esta humedad mucho más tiempo.

Entre los ingredientes más utilizados en los productos para humectar la piel están el ácido láctico, el aloe vera e inclusive la urea. La humectación puede llegar a ser igual de importante que la hidratación, para mantener por mucho más tiempo los resultados de una piel correctamente hidrata y humectada.

También te puede interesar: Diferencia entre mascarilla y acondicionador

Principales diferencias entre hidratar y humectar

La hidratación y la humectación deben ir de la mano si quieres cuidar tu piel y darle un mejor aspecto. A pesar de esto, vamos a repasar un par de diferencias que tiene cada proceso para que evites confundirlos y así aprovechar lo mejor cada uno.

  • Efecto en la piel: Mientras que la hidratación agrega agua a la piel, la humectación se encarga de conservar la humedad por más tiempo.
  • Forma de hacerlo: La hidratación puede conseguirse con el consumo de agua y otros productos para este propósito; pero la humectación únicamente se deben usar productos, es casi imposible lograrlo de forma natural.
  • Productos usados: Para hidratar la piel se puede usar glicerina, agua o ácido hialurónico; para humectarla se usa ácido láctico y aloe vera como principales ingredientes.
  • Dependencia: Lo recomendable es usar productos humectantes si mantienes una piel hidratada, pero para hidratar la piel no hace falta aplicar productos humectantes. El único efecto adverso en solo hidratarla sería que los efectos no serán tan prolongados.

Esperamos que te haya quedado claro, al momento de comprar productos para la piel ya podrás distinguir mucho mejor entre uno u otro y su propósito.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.