Diferencia entre hipertensión ocular y el glaucoma

La salud de tu vista es muy importante pues aunque no lo creas, los ojos suelen ser muy endebles y vulnerables a una gran cantidad de padecimientos. Esto hace que conocer cómo cuidarnos resulte muy importante para mantener la salud de nuestra vista.

Conocer cuál es la diferencia hipertensión ocular y glaucoma es fundamental pues ambos son padecimientos frecuentes en la salud visual. Así podrás cuidar mejor tus ojos para que después visita opticacanalejas.com y encuentres todo lo que necesitas para así mantener tu vista en perfecto estado, saludable y bien cuidada.

¿Qué es la hipertensión ocular?

Dentro de nuestro ojo existe un concepto conocido como tensión ocular o presión intraocular el cual hace referencia a la presión que el humor acuso (líquido intraocular) genera sobre el globo ocular. Dicho líquido tiene como objetivo lubricar y nutrir el ojo por lo que cuenta con cierta presión naturalmente.

La hipertensión ocular se da cuando el humor acuoso posee una mayor presión de la normal lo cual es producido cuando no se desfoga adecuadamente el líquido provocando un exceso de humor acuoso. Esto se traduce en una mayor fuerza y presión generada por el humor acuoso a las distintas estructuras del glóbulo ocular.

También te puede interesar: Diferencia entre dentista y ondontólogo

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es un padecimiento que deriva de un exceso de presión o hipertensión ocular de forma sostenida. Dicha hipertensión genera un daño progresivo sobre la retina y las estructuras del ojo lo que termina por mermar la vista o incluso generar ceguera.

Debido a la presión generada por el humor acuoso, la retina suele adquirir un color verdoso lo que le da el nombre a esta enfermedad. Su tratamiento se basa en el control de la presión del ojo pues al reducir la hipertensión ocular se minimiza el riesgo del glaucoma.

Principales diferencias entre glaucoma e hipertensión ocular

  1. Origen: La primera diferencia que encontramos está en el origen de los padecimientos. La hipertensión ocular puede darse por distintos factores y puede ser constante o esporádica mientras que el glaucoma se origina por la presión alta del ojo de forma sostenida.
  2. Diagnóstico: El diagnóstico de la hipertensión ocular dependerá de qué tan sostenida sea la misma. Puede subir ligeramente la presión y no ser necesariamente una enfermedad. Por otro lado, el glaucoma tiene un diagnóstico preciso y se basa en los efectos que esta tiene en el ojo.
  3. Riesgos: Si bien la hipertensión ocular puede tener riesgos, estos no suelen ser tan graves como el del glaucoma pues una consecuencia de la presión alta es precisamente el glaucoma. En cambio, dicho padecimiento se tienen riesgos reales de perder parcial o totalmente la vista.
  4. Daños: Generalmente, la hipertensión ocular no genera grandes daños, cuando estos se vuelven graves se convierte en glaucoma. El glaucoma tiene el mayor potencial de daño, ya que este puede desgastar tanto a la retina como al nervio óptico derivando así en casos de pérdida de la visión parcial o ceguera total.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!