Diferencia entre armarios empotrados y armarios convencionales

Mientras que el armario empotrado se construye dentro de la estructura de la habitación, el armario convencional es un mueble independiente que se coloca contra la pared. El armario empotrado ofrece un aprovechamiento máximo del espacio y una apariencia más integrada y el armario convencional es más versátil y puede ser reubicado fácilmente. 

Los armarios son elementos fundamentales en cualquier hogar para mantener el orden y la organización de nuestras pertenencias. Dos tipos comunes de armarios que podemos encontrar son los armarios empotrados y los armarios convencionales. Ambos ofrecen soluciones de almacenamiento, pero presentan diferencias significativas en términos de diseño, funcionalidad y aprovechamiento del espacio.

En este artículo, vamos a ver en detalle las características de cada tipo de armario, los diferentes modelos disponibles y las ventajas que cada uno ofrece y al finalizar la lectura de este artículo tan interesante, te invitamos a visitar este apartado https://miroytengo.es/173-armarios-de-dormitorios para entender mejor el término «armarios convencionales». ¡Vamos a sumergirnos en el mundo de los armarios empotrados y convencionales!

¿Qué es un armario empotrado?

Los armarios empotrados son estructuras diseñadas para encajar perfectamente en el espacio disponible en la habitación. A diferencia de los armarios convencionales, que se colocan directamente contra las paredes, los armarios empotrados se construyen dentro de las paredes o encajados en nichos preexistentes.

Estos armarios están hechos a medida para adaptarse al espacio y suelen aprovechar toda la altura de la habitación, maximizando la capacidad de almacenamiento.

Tipos de armarios empotrados

  1. Armarios empotrados con puertas correderas: Estos armarios cuentan con puertas que se deslizan lateralmente para abrirse y cerrarse. Son ideales para habitaciones con espacios limitados, ya que no requieren espacio adicional para abrir las puertas.
  2. Armarios empotrados con puertas abatibles: Estos armarios tienen puertas que se abren hacia afuera. Ofrecen un fácil acceso a todo el contenido del armario, pero necesitan espacio libre frente a ellas para abrirse por completo.
  3. Armarios empotrados con puertas plegables: Este tipo de armarios tiene puertas que se pliegan hacia un lado al abrirse. Son una excelente opción para habitaciones pequeñas, ya que ocupan menos espacio cuando las puertas están abiertas.
  4. Armarios empotrados con puertas corredizas de espejo: Estos armarios tienen puertas correderas con espejos en su superficie exterior. Son una opción popular para dormitorios, ya que aportan amplitud visual y la comodidad de tener un espejo de cuerpo entero.
Diferencias entre armarios empotrados y armarios convencionales
Ejemplo de armario empotrado

¿Qué es un armario convencional?

Los armarios convencionales, también conocidos como armarios independientes o autónomos, son muebles independientes que se colocan directamente contra las paredes de la habitación. A diferencia de los armarios empotrados, no están integrados en la estructura de la casa y se pueden mover o reubicar con facilidad.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre hacer streaming en YouTube y hacer streaming en Twitch

Estos armarios vienen en una amplia variedad de tamaños, diseños y estilos, lo que los convierte en una opción versátil para diferentes espacios y necesidades.

Tipos de armarios convencionales

  1. Armarios con puertas batientes: Son los armarios más comunes con puertas que se abren hacia afuera mediante bisagras. Ofrecen fácil acceso a la ropa y otros objetos almacenados en su interior.
  2. Armarios con puertas correderas: Estos armarios tienen puertas que se deslizan lateralmente para abrirse y cerrarse. Son ideales para habitaciones con espacio limitado, ya que no requieren espacio adicional frente al armario.
  3. Armarios con cajones: Algunos armarios convencionales incorporan cajones en su diseño, lo que proporciona espacio de almacenamiento adicional para elementos más pequeños.
  4. Armarios modulares: Son armarios compuestos por módulos independientes que se pueden combinar y reorganizar según las necesidades del usuario. Son una opción flexible y personalizable.
Diferencias entre armarios convencionales tradicionales y armarios empotrados
Ejemplos de armarios convencionales / Foto cedida por Miroytengo.es

Principales diferencias entre armarios empotrados y armarios convencionales

Ahora que hemos explorado las características y los tipos de armarios empotrados y convencionales, es hora de resaltar las principales diferencias entre estos dos tipos de soluciones de almacenamiento.

1. Espacio y aprovechamiento

La diferencia más destacada entre los armarios empotrados y los armarios convencionales es cómo utilizan el espacio disponible en la habitación. Los armarios empotrados se diseñan a medida para adaptarse perfectamente al espacio, aprovechando cada centímetro disponible, incluso en rincones o espacios con techos inclinados. En cambio, los armarios convencionales son muebles independientes que ocupan espacio adicional alrededor de ellos.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre sufragio pasivo y sufragio activo

2. Personalización y adaptabilidad

Los armarios empotrados ofrecen un alto grado de personalización, ya que se construyen según las necesidades y preferencias del cliente. Puedes elegir el número de compartimentos, la distribución interna, los materiales y acabados, y hasta integrar características adicionales como espejos o iluminación interna. Por otro lado, aunque los armarios convencionales también vienen en una amplia variedad de diseños, no ofrecen el mismo nivel de personalización que los armarios empotrados.

3. Estética y diseño

Los armarios empotrados tienen un aspecto más integrado y estético, ya que se fusionan con las paredes de la habitación, ofreciendo un aspecto limpio y ordenado. Por otro lado, los armarios convencionales pueden tener una apariencia más independiente y variada, lo que puede ser ideal para quienes buscan un estilo más diverso en su decoración.

4. Movilidad y reubicación

Los armarios empotrados son elementos fijos de la vivienda y no se pueden mover o reubicar una vez construidos. En cambio, los armarios convencionales son muebles independientes y pueden cambiarse de ubicación en la habitación o trasladarse a otra área de la casa si es necesario.

5. Costo y tiempo de instalación

Los armarios empotrados suelen ser más costosos que los armarios convencionales debido a su personalización y al trabajo de instalación que requieren. Por otro lado, los armarios convencionales son más económicos y se pueden adquirir de forma inmediata, sin necesidad de construcción o instalación adicional.

6. Valoración en el mercado inmobiliario

Los armarios empotrados, al ser considerados parte de la estructura de la casa, pueden aumentar el valor de la propiedad en el mercado inmobiliario. Los compradores potenciales pueden verlos como una característica añadida que mejora el atractivo de la vivienda. Por otro lado, los armarios convencionales no influyen tanto en la valoración de la propiedad, ya que son elementos muebles que pueden ser reemplazados fácilmente.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!