Diferencia entre caldera de condensación y convencional

Si estamos pensando en instalar una nueva caldera en casa es muy interesante e importante conocer las principales diferencias entre la caldera de condensación y la caldera tradicional y así saber cuál será nuestra mejor opción a la hora de comprarla y aprovechando el Plan Renove si vives en España.

Te recomendamos el siguiente enlace para más informacióncomo solicitar plan renove calderas

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre un caldera de condensación y una caldera convencional? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una caldera convencional?

Una caldera convencional o tradicional está basado en la producción de calor a través de la combustión de combustibles (gasoil, gas, electricidad, etc…).

En su funcionamiento, esta caldera calienta normalmente agua por un conducto que recorre por todo el sistema de distribución de la vivienda.

Después de la nueva normativa de 2010 en España, solo se pueden instalar las calderas convencionales que utilizan combustión de estanca que consiste en la entrada y la salida de humos mediante una cámara cerrada sin contacto con la estancia.

La difusión de ese calor normalmente es a través de los radiadores e incluso los suelos radiantes.

También te puede interesar: Aislamiento vs Impermeabilización

¿Qué es una caldera de condensación?

Una caldera de condensación permite recuperar gran parte del calor considerado “latente” y por la misma, reducirá la temperatura de los gases de combustión de forma importante.

En definitiva, las calderas de condensación están pensadas en disminuir los valores de la temperatura hasta los 45 grados Celsius e incluso menos limitando la emisión de gases perjudiciales para el medio-ambiente.

Su funcionamiento está basado en la condensación, que transforma el vapor de un componente a líquido. En esta transformación, la caldera produce ese calor latente dependiendo de la presión y la temperatura. Lógicamente, al hablar de vapor hablamos de utilizar gas natural para este proceso.

Este fenómeno físico hace que en una temperatura concreta libera esa energía en líquido que recorrerá los conductos del hogar a través de los radiadores o suelos radiantes.

Esta caldera es la mejor opción para ahorrar en la factura de energía ya que siempre se aprovechará del calor latente lo que reducirá considerablemente esos gastos mensuales.

Por último, si valoras la parte ecológica, esta caldera es mucho menos contaminante que la caldera convencional por su más alto rendimiento y por la mismo, menor consumo de gas. Y por supuesto, a menor  consumo también emitirá menos C02.

También te puede interesar: Lana de roca vs Lana mineral

Principales diferencias entre una caldera de condensación y caldera convencional

Calentamiento del agua

Ambas calderas se parecen mucho a primera vista aunque con los avances tecnológicos la caldera de condensación tiene un proceso más efectivo y rápido.

Funcionamiento de la caldera

Una caldera convencional utiliza algún tipo de combustible para calentar el agua.

Una caldera de condensación transforma el vapor de una sustancia a líquido. Aquí su combustión es normalmente el gas natural.

Contaminación

La caldera de condensación es menos contaminante ya que emitirá menos C02 gracias a su bajo consumo en comparativa a la caldera convencional.

Rendimiento

Un dato relevante a tener en cuenta en el rendimiento de las calderas es el PCI (Poder Calorífico Inferior del Gas).

Los rendimientos aproximativos que resulta de esos cálculos dan de un 90% a un 95% para las calderas convencionales y una caldera de condensación puede llegar a un 105% de rendimiento.

Ahorro energético

Una caldera de condensación al tener mayor rendimiento también tendrá mayor ahorro energético que la caldera convencional. Además, recordemos que la caldera de condensación aprovecha el calor latente, es decir, no desperdiciará ninguna energía y por consecuencia, necesitará trabajar menos para obtener el mismo rendimiento que una caldera convencional.

Tipo de desagüe

Una caldera de condensación necesita un desagüe para evacuar el agua condensada debido al momento del aprovechamiento del calor latente. Sin embargo, la caldera tradicional no necesita desagüe.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!