Diferencia entre vapeador y cigarillo electrónico

A la hora de cambiarte al vapeador o al cigarrillo electrónico, primero, tenemos que saber que no son lo mismo. Aparentemente ambos tienen muchas similitudes pero si en algo se distinguen  es en su forma de usar, su tamaño y su durabilidad (vida útil).

Dentro la modalidad de estos artículos, nos encontraremos con una gran variedad de modelos adaptable a todas las necesidades y gustos del consumidor.

Por ejemplo, actualmente, están muy de moda los pods desechables (vapeadores desechables) que son de usar y tirar lo que los hace mucho más atractivos en los precios que los vapeadores tradicionales.

Aquí te vamos a aclarar cuáles son las diferencias entre  vapeadores y cigarrillos electrónicos para tu poder definir si es mejor comprar un vapeador o un cigarrillo electrónico.

¿Por qué en muchas fuentes online se definen los vapeadores y los cigarrillos electrónicos como lo mismo?

La verdad que investigando por la red internet, nos encontraremos con artículos que definen ambos productos como iguales y no es así ya que tienen diferencias importantes.

Si visitas una tienda online o física especializada en vapeadores y cigarrillos electrónicos, podrás ver que se diferencian por completo y que los mismos vendedores sabrán perfectamente distinguir ambos con sus propias características.

¡No obstante, sigue leyendo para que entiendas al detalle todas las diferencias entre ambos!

¿Qué es un vapeador?

El vapeador también se le conoce como vaper compuesto de una batería grande recargable, una boquilla y un atomizador. Básicamente, se utiliza como lo indica su nombre para vapear todo tipo de aromas (sabores) como limón, algodón de azúcar, cola, energy drink, combinados de frutas como kiwi y fresa, menta, etc…

Cuando usamos un vapeador vapeamos o literalmente hablando aspiramos vapor y lo expulsamos.

Nota: El atomizador es donde se deposita el aroma conocido como e-liquid.

También te puede interesar: Pods desechables vs Vapers recargables

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

Los cigarrillos electrónicos  tienen la misma forma y tamaño que un cigarro tradicional.  Su estructura es de una boquilla de silicona, una batería recargable y un atomizador. No obstante, también hay modelos más largos y anchos.

Muchos modelos cuentan con una luz LED incorporada a la batería que enciende en la punta del cigarrillo para aparentar real.

Aquí es buscar las mismas sensaciones que fumar un cigarro normal.

Nota: El atomizador tiene la misma funcionalidad que con el vapeador, es decir, para depositar el e-liquid.

También te puede interesar: Cartucho de tinto vs Tóner

Principales diferencias entre vapeador y cigarrillo electrónico

Batería

La batería del cigarrillo electrónico es más grande que la del vapeador. Por estos motivos, el cigarrillo electrónico tendrá mayor duración de uso por carga. Ahora bien, esta información es la más habitual pero no quita que hay modelos de vapeadores donde puedes elegir modelos con batería de mayor voltaje, lo que hará de ellos aún más duraderos en su uso que los cigarrillos electrónicos.

Durabilidad

Normalmente con un buen uso, el vapeador tiene mayor vida útil ya que los componentes van por separados y de esta forma, se podrá cambiar en todo momento ante cualquiera avería. Esta situación no es trasladable al cigarrillo electrónico ya que no se pueden sustituir por piezas.

Tamaño

Un cigarrillo electrónico por su similitud al real tiene su ventaja de ser fácil de llevar y guardar.

Los vapeadores suelen ser más llamativos tanto por sus diseños como sus tamaños aunque los modelos están mejorando y son cada vez más ergonómicos y pequeños.

Precio

No podemos decir que uno es más caro que otro. Aquí entra el factor modelo, características, marca, etc…

En definitiva, el precio no debería influir en la elección de uno u otro.

Complejidad en el uso

Usar un cigarrillo electrónico es ideal para personas que no quieren complicaciones y solo buscan a un sustituto del cigarro convencional. Efectivamente, fumar con un cigarro electrónico no tiene mucha ciencia.

Sin embargo, cuando queremos empezar con un vapeador, nos encontraremos con más sofisticación y complejidad en el manejo. Pero es solo el principio y cuando coges el truco de las cargas de e-liquid y los ajustes generales como la intensidad de los sabores, luego todo será fácil.

Conclusión

A la hora de iniciarse con un cigarrillo electrónico y un vapeador, esto va a depender de muchos criterios como los gustos, la curiosidad, el presupuesto, entorno social, etc…

Lo recomendable es probar primero ambos y ver cuál se adapta mejor a tu forma de ser y gustos personales.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.