Diferencia entre fumigación y control de plagas

Si bien muchas personas confunden ambos conceptos, en realidad, fumigación y control de plagas son dos cosas diferentes. Sí, cuentan con algunos puntos en común; pero no hablamos de lo mismo. ¿Quieres conocer sus diferencias y características? A continuación, te hablamos más al respecto:

Fumigación: ¿qué es?

La fumigación no es más que la desinsectación, es decir, la destrucción de insectos y roedores dañinos a través de los llamados fumigantes. Los fumigantes podemos encontrarlos en diferentes estados, sólidos que se subliman fácilmente (pasan a un estado gaseoso) o emiten gas cuando se exponen al agua, también pueden ser líquidos o gases comprimidos que se evaporan fácilmente.

Se utilizan en forma de humos, vapores o gases para la desinfestación y desratización de objetos muy diversos, por ejemplo, salas de almacenamiento, bolsas de alimentos, silos de grano, tarimas. Además se pueden fumigar muebles, casas enteras, incluso suelo o compost. Los fumigantes más utilizados son el cloruro y óxido de etileno, el dióxido de azufre, el disulfuro de carbono mezclado con tetracloruro de carbono, el fosfuro de aluminio, el cianuro de calcio o la cloropicrina.

Cabe agregar que estas también son sustancias nocivas para los humanos, por lo que el proceso de fumigación se realiza con la máxima precaución.

También te puede interesar: Diferencia entre aislamiento por insuflado y proyectado

Control de plagas: ¿Qué es?

Las personas, animales y las plantas pueden resultar dañados por enfermedades, insectos y malas hierbas. Los plaguicidas y el control biológico de plagas son dos opciones u acciones para solucionar y controlar estos problemas.

El control de plagas combina los dos enfoques e implica el monitoreo para evitar el uso excesivo de pesticidas. El objetivo del control integrado de plagas contra las plagas es crear y desarrollar estrategias de control que sean confiables, rentables y respetuosas con el medio ambiente.

El control de plagas es el proceso de reducir o eliminar bichos no deseados como cucarachas, hormigas, avispas, abejas, arañas, pececillos de plata, termitas, chinches y otros insectos de las áreas ocupadas por el hombre.

Dado que muchas plagas portan microorganismos patógenos, el control de plagas es esencial. Estos microbios dañinos son liberados por las criaturas y pueden contaminar los alimentos y el agua. Los insectos que se alimentan de madera, como las termitas, las hormigas carpinteras y los escarabajos de las alfombras, por ejemplo, pueden causar daños estructurales.

Por otra parte, los roedores no deseados, como ratas y ratones, pueden masticar cables eléctricos, cartón y madera para acceder a los alimentos. Por lo tanto, es importante tomar las medidas adecuadas para mantener a raya a estos depredadores.

Así mismo, se debe de considerar que el daño provocado por las plagas a menudo tiene implicaciones financieras significativas. Representan una amenaza para áreas agrícolas, naturales y urbanas críticas. Estas son algunas de las consecuencias negativas:

Las granjas, los pastizales y los bosques están infestados pierden partes de sus cosechas o las pierden en su totalidad.

Principales diferencias entre fumigación y control de plagas

Se puede definir como que el control de plagas es una técnica en la cual se consigue controlar la población de una determinada especie y la fumigación es unas las opciones empleadas para conseguir ese objetivo.

Por ejemplo, en las viviendas, cuando aparece una plaga de cucarachas, se puede hacer uso de la fumigación de cucarachas, para atajar el problema inicial, pero habrá que utilizar técnicas de control de plagas para evitar que vuelva a aparecer.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día.Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia.¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *