Diferencia entre servidor dedicado y servidor no dedicado

Los servidores dedicados ofrecen un mayor rendimiento, personalización y seguridad, pero a un mayor costo, mientras que los servidores no dedicados ofrecen una solución asequible, pero con limitaciones en cuanto a recursos y personalización.

Hay muchas opciones disponibles para alojar un sitio web o una aplicación online, y una de las decisiones más importantes que debe tomar es si utilizar un servidor dedicado o no dedicado.

La elección puede ser confusa para aquellos que no están familiarizados con los términos técnicos. Aunque ambos tipos de servidores comparten similitudes, hay grandes diferencias entre ellos que pueden afectar significativamente el rendimiento y la seguridad del sitio web o la aplicación.

En este artículo, te vamos a explicar en detalle las diferencias entre un servidor dedicado y no dedicado, lo que puede ayudarle a decidir cuál es la mejor opción para su negocio o proyecto online. ¡Vamos allá!

¿Qué es un servidor dedicado?

Un servidor dedicado es un tipo de servidor de internet que se utiliza exclusivamente por una sola organización o cliente. Esto significa que el cliente tiene acceso exclusivo a todos los recursos del servidor, incluyendo la capacidad de personalizarlo y configurarlo según sus necesidades específicas. Un servidor dedicado se puede utilizar para alojar sitios web, blogs, aplicaciones, juegos online, almacenamiento de datos y otros servicios online.

El uso de un servidor dedicado ofrece varios beneficios que son:

  • Control: El cliente tiene un control completo sobre el servidor, lo que significa que puede instalar cualquier software o aplicación que necesite sin restricciones.
  • Rendimiento: Un servidor dedicado ofrece un mayor rendimiento y estabilidad en comparación con otros tipos de servidores, ya que los recursos del servidor no se comparten con otros usuarios.
  • Seguridad: Como el servidor es utilizado exclusivamente por una sola organización o cliente, es menos vulnerable a los ataques de hackers y malware que los servidores compartidos. El cliente también puede implementar medidas de seguridad personalizadas para proteger sus datos y aplicaciones.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que un servidor dedicado puede ser costoso en comparación con otros tipos de servidores, ya que el cliente es responsable de los costos de gestión, mantenimiento y actualización del servidor. Además, se requiere una cierta cantidad de conocimiento técnico para administrar y configurar el servidor adecuadamente.

Tipos de servidores dedicados

  • Servidores dedicados físicos: Son servidores dedicados que se encuentran físicamente en una ubicación específica. Estos servidores son ideales para organizaciones que requieren un alto nivel de control sobre el hardware y la configuración del servidor. También son ideales para organizaciones que necesitan altos niveles de rendimiento y seguridad.
  • Servidores dedicados virtuales: Son servidores dedicados que se crean mediante la virtualización de un servidor físico. Un servidor dedicado virtual ofrece la misma funcionalidad que un servidor dedicado físico, pero se puede escalar según sea necesario. Estos servidores son ideales para organizaciones que requieren flexibilidad en cuanto a la capacidad de procesamiento y almacenamiento.
  • Servidores dedicados en la nube: Son servidores dedicados que se alojan en una infraestructura en la nube. Un servidor dedicado en la nube ofrece flexibilidad y escalabilidad, ya que se puede ajustar la capacidad de procesamiento y almacenamiento según sea necesario. Además, estos servidores pueden ser gestionados por el proveedor de la nube, lo que significa que la organización no tiene que preocuparse por la gestión y el mantenimiento del servidor.
  • Servidores dedicados administrados: Son servidores dedicados que son gestionados y mantenidos por el proveedor de servicios de alojamiento. Estos servidores son ideales para organizaciones que no tienen los recursos o el personal técnico para gestionar y mantener un servidor dedicado.
¡Otra diferencia!  Diferencia entre asociación y fundación

¿Qué es un servidor no dedicado?

Un servidor no dedicado es un tipo de servidor de internet que se comparte entre varios usuarios u organizaciones. Esto significa que los recursos del servidor, como el espacio de almacenamiento, la memoria RAM y la capacidad de procesamiento, se comparten entre varios usuarios. Los servidores no dedicados se utilizan comúnmente para alojar sitios web, aplicaciones y otros servicios online.

A diferencia de los servidores dedicados, los servidores no dedicados ofrecen una solución más económica para las organizaciones (empresas) que no tienen los recursos financieros para adquirir y mantener un servidor exclusivo. El proveedor del servidor no dedicado es responsable de la gestión, mantenimiento y actualización del servidor, lo que significa que el usuario no tiene que preocuparse por la configuración o el mantenimiento del servidor.

Sin embargo, los servidores no dedicados también tienen sus desventajas. Debido a que los recursos del servidor se comparten entre varios usuarios, el rendimiento del servidor puede verse afectado si hay una sobrecarga de usuarios. Además, los usuarios no tienen control completo sobre el servidor y pueden estar restringidos en cuanto a la instalación y configuración de software y aplicaciones.

En términos de seguridad, los servidores no dedicados son más vulnerables a los ataques de hackers y malware en comparación con los servidores dedicados, ya que varios usuarios comparten el mismo servidor. Sin embargo, los proveedores de servidores no dedicados suelen implementar medidas de seguridad para proteger el servidor y los datos de los usuarios.

Tipos de servidores no dedicados

  • Servidores compartidos: Son servidores que se comparten entre varios usuarios. En este tipo de servidor, los recursos como el espacio de almacenamiento, la memoria RAM y la capacidad de procesamiento se dividen entre los usuarios. Los servidores compartidos son una opción económica para alojar sitios web y aplicaciones.
  • Servidores de hosting virtual: Son servidores no dedicados que se dividen en máquinas virtuales. Cada máquina virtual tiene su propio sistema operativo y recursos asignados, lo que permite una mayor flexibilidad y escalabilidad. Los servidores de hosting virtual son ideales para sitios web y aplicaciones que requieren una cantidad variable de recursos.
  • Servidores en la nube: Son servidores no dedicados que se alojan en la nube y se dividen en máquinas virtuales. Los servidores en la nube son altamente escalables y se pueden ajustar según sea necesario. También son gestionados por el proveedor de la nube, lo que significa que la organización no tiene que preocuparse por la gestión y el mantenimiento del servidor.
  • Servidores de colocation: Son servidores que se alojan en un centro de datos de un proveedor de servicios de alojamiento. En este caso, la organización posee y mantiene el servidor, pero el centro de datos proporciona los servicios de conectividad y seguridad necesarios. Los servidores de colocation son una opción para organizaciones que necesitan un alto nivel de control sobre su hardware y configuración de red.
¡Otra diferencia!  Diferencia entre estrés y angustia

Principales diferencias entre servidor dedicado y servidor no dedicado

  • Recursos: En un servidor dedicado, el usuario tiene acceso exclusivo a todos los recursos del servidor, incluyendo el ancho de banda, el almacenamiento y la memoria. En un servidor no dedicado, los recursos se dividen entre los usuarios, lo que puede limitar el rendimiento del servidor.
  • Personalización: En un servidor dedicado, el usuario tiene la flexibilidad de personalizar el servidor según sus necesidades específicas. En un servidor no dedicado, el usuario tiene acceso limitado a la personalización del servidor debido a las restricciones de seguridad.
  • Seguridad: En un servidor dedicado, la seguridad es administrada por el usuario y el proveedor de alojamiento. En un servidor no dedicado, la seguridad es compartida entre los usuarios, lo que aumenta el riesgo de vulnerabilidades de seguridad.
  • Precio: Los servidores dedicados suelen ser más caros que los servidores no dedicados debido a la exclusividad de los recursos y la personalización. Los servidores no dedicados son más asequibles debido a la compartición de recursos.

Jordi Ollé

Jordi Ollé CEO de www.servidoresadmin.com administrador sistemas desde 2005 especializado en HA (High Availability) de servidores, replicación de bases de datos mysql / postgresql y vpn’s. Administra sistemas en sectores como la Educación, Sanidad, Marketing, Cripto y Pyme, entre otros.