Diferencia entre tasación inmobiliaria y valoración inmobiliaria

Mientras que la tasación inmobiliaria se centra en determinar el valor monetario específico de un bien inmueble mediante métodos técnicos y objetivos, la valoración inmobiliaria abarca una evaluación más amplia que considera diversos aspectos del bien, como su utilidad, condiciones de mercado y otros factores cualitativos además del valor económico. 

En el mundo de los bienes raíces y las finanzas, es fundamental comprender la diferencia entre tasación y valoración. A menudo, estos términos se utilizan indistintamente, pero en realidad tienen significados específicos y aplicaciones distintas.

En este artículo, vamos a ver en detalle qué implica cada uno y cuáles son las principales diferencias entre ellos con la colaboración de RealAdvisor (https://realadvisor.es/es/tasacion-vivienda-online), un agregador de información y servicios inmobiliarios centralizando todos los listados de propiedades, servicios de tasación online, agentes inmobiliarios y prestamistas en un solo lugar. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una tasación inmobiliaria?

Una tasación inmobiliaria es un proceso mediante el cual se determina el valor monetario de un bien inmueble utilizando métodos específicos y considerando factores como su estado, ubicación, características y el contexto del mercado.

Esta valoración inmobiliaria es realizada por un profesional capacitado en el área y tiene diferentes aplicaciones, como la compra-venta de propiedades, la solicitud de préstamos hipotecarios, la aseguración de activos, entre otros. La tasación proporciona una estimación objetiva del valor del bien en cuestión, brindando seguridad y transparencia en las transacciones comerciales.

¿Qué es una valoración inmobiliaria?

Una valoración inmobiliaria es un proceso especializado que consiste en determinar el valor económico de un bien raíz, como una propiedad, terreno o edificación. Este proceso se lleva a cabo mediante el análisis de diversos factores, como la ubicación, tamaño, estado de conservación, características específicas del inmueble y condiciones del mercado inmobiliario en el momento de la valoración.

Los profesionales encargados de realizar estas valoraciones utilizan métodos y técnicas específicas para calcular un valor justo y preciso del inmueble en cuestión.

Las valoraciones inmobiliarias son fundamentales para diversas operaciones, como compraventas, hipotecas, seguros, herencias, etc. ya que proporcionan una estimación objetiva del valor del bien, brindando confianza y seguridad a las partes involucradas en la transacción.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre botas y botines para mujer

Principales diferencias entre tasación inmobiliarias y valoración inmobiliaria

Ahora que hemos definido ambos conceptos, es importante resaltar las principales diferencias entre tasación inmobiliaria y valoración inmobiliaria:

Objeto de evaluación

La tasación inmobiliaria se enfoca específicamente en la valoración de bienes raíces, tales como terrenos, viviendas o locales comerciales, mientras que la valoración inmobiliaria puede abarcar una gama más amplia de activos relacionados con el sector inmobiliario, como derechos de superficie o servidumbres.

Profesional involucrado

En el proceso de tasación inmobiliaria, interviene un tasador profesional especializado en bienes raíces, quien cuenta con conocimientos técnicos y experiencia en la valoración de este tipo de activos. En cambio, la valoración inmobiliaria puede ser llevada a cabo por diversos profesionales, como arquitectos, ingenieros o agentes inmobiliarios, dependiendo de la naturaleza del activo y los objetivos de la valoración.

Enfoque

La tasación inmobiliaria se centra principalmente en determinar el valor de mercado actual de un inmueble en un momento específico, considerando factores como la ubicación, las características físicas y el estado del mercado.

Por otro lado, la valoración inmobiliaria puede incluir un análisis más amplio que considera el potencial de desarrollo del inmueble, su viabilidad económica y otros aspectos relevantes para su valoración a largo plazo.

Métodos utilizados

Si bien tanto la tasación inmobiliaria como la valoración inmobiliaria pueden emplear métodos comparativos, de coste o de capitalización de rentas, la tasación tiende a basarse en datos objetivos y comparables, mientras que la valoración puede incorporar elementos más subjetivos, como el análisis del mercado y la percepción del valor por parte de los agentes involucrados.

Finalidad

Las tasaciones inmobiliarias suelen realizarse con el fin de determinar el valor de un inmueble para fines específicos, como la obtención de financiamiento hipotecario, la venta o compra de una propiedad, o la cumplimentación de trámites legales. En contraste, la valoración inmobiliaria puede tener múltiples finalidades, incluyendo la planificación urbana, la gestión patrimonial o la toma de decisiones estratégicas por parte de empresas o inversores.

Regulación

La tasación inmobiliaria está sujeta a regulaciones específicas en la mayoría de los países, con requisitos y normativas establecidas para los tasadores, así como estándares de calidad y procedimientos estandarizados para la elaboración de informes de tasación.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre casinos online nuevos y casinos online reconocidos

Por otro lado, la valoración inmobiliaria puede estar sujeta a regulaciones menos específicas o variadas, dependiendo del país y el tipo de activo evaluado.

Flexibilidad

Debido a su naturaleza más amplia, la valoración inmobiliaria puede ser más flexible en términos de los métodos y enfoques utilizados, adaptándose a las necesidades específicas del cliente, los requerimientos del mercado o las particularidades del activo a valorar.

Por otro lado, la tasación inmobiliaria tiende a seguir procedimientos más estandarizados y rigurosos, enfocados en la obtención de un valor objetivo y fiable del inmueble evaluado.

Horizonte temporal

Mientras que la tasación inmobiliaria se centra en determinar el valor actual del inmueble en un momento específico, la valoración inmobiliaria puede considerar el valor a corto, mediano y largo plazo, teniendo en cuenta factores como la evolución del mercado, las tendencias económicas y las proyecciones de crecimiento urbano o desarrollo del entorno.

Complejidad

La valoración inmobiliaria puede ser más compleja que la tasación inmobiliaria, especialmente en casos donde se requiere un análisis detallado de factores como la viabilidad técnica, económica y legal de un proyecto de inversión inmobiliaria, así como la evaluación de riesgos y oportunidades asociadas al mismo.

Amplitud de aplicación

La tasación inmobiliaria se enfoca principalmente en la valoración puntual de un inmueble en un momento específico, mientras que la valoración inmobiliaria puede abarcar análisis más amplios y consideraciones a largo plazo, incluyendo la evaluación de carteras de inversión, la valoración de proyectos de desarrollo inmobiliario o la elaboración de estudios de viabilidad para proyectos urbanísticos.

Oficialidad

En muchos casos, las tasaciones inmobiliarias son requeridas por entidades financieras, instituciones gubernamentales u organismos reguladores para formalizar transacciones inmobiliarias, otorgar financiamiento hipotecario o cumplir con requisitos legales específicos.

Por otro lado, las valoraciones inmobiliarias pueden realizarse de manera más informal, no necesariamente requiriendo aprobación oficial, y pueden ser utilizadas con diversos propósitos, tanto en el ámbito público como privado.

Podemos decir que las tasaciones son oficiales y las valoraciones no lo son.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!