Diferencia entre abogado y procurador

Diferencia entre un abogado y un procurador

La procuración de justicia y resolución de problemas ante un juez puede despertar cierta confusión entre las personas. Es por eso que aquí te contaremos cuál es la diferencia entre abogado y procurador. De esta forma, no te sentirás confundido cuando se hable de estas figuras.

¿Qué es un abogado?

Un abogado es una persona que estudio derecho o leyes cuyo objetivo es el aplicar la abogacía y defender a su cliente mediante la defensa jurídica y el uso de las leyes, así como reglamentos administrativos, judiciales, etc.

De igual forma, es una persona encargada de la asesoría en materia jurídica y la elaboración de distintos tipos de documentos legales, civiles, judiciales, administrativos, etc. Un abogado puede ejercer diferentes tipos de derechos como el penal, laboral, administrativo, familiar, civil, etc. Pero en todos ejerce la defensoría legal de su cliente y el cumplimiento de la ley.

¿Qué es un procurador?

El procurador tiene como objetivo procurar que la justicia se cumpla siendo un especialista en el tema procesal tanto de temas administrativos como judiciales y civiles. Al ser expertos en el área procesal, ellos agilizan la impartición de justicia, así como crean un vínculo entre la autoridad y las personas o empresas.

Otra de las tareas que cumplen los procuradores es actuar como representante siendo ellos quienes representan a las personas ante la autoridad. Se encargan de la gestión de documentación, así como de todo el proceso relacionado con los tribunales, es por eso que se enfocan en el área procesal.

Principales diferencias entre abogado y procurador

  • Área de trabajo

Si bien ambos se desempeñan en campos de trabajo similares como el área judicial, administrativa o civil, su enfoque laboral es distinto. Un abogado tiene mucha mayor versatilidad y polivalencia, ya que puede asesorar, gestionar trámites, representar personas, empresas, etc. Mientras que un procurador solo representa.

  • Funciones

Como puedes ver, las funciones varían entre ambos roles. Un abogado puede tener muchas más funciones según la forma en la que defienda a su cliente y ejerza la abogacía. Un procurador solo crea un vínculo entre las autoridades y el cliente.

  • Honorarios

En España, un procurador tiene tope a los honorarios que puede cobrar de acuerdo con el Real Decreto 1373/2003. Por otro lado, los abogados pueden tener honorarios prácticamente libres y cobrar de acuerdo con lo que saben, el trabajo a desempeñar, etc.

  • Especialización

El grado de especialización es distinto en ambos casos. Un procurador se enfoca más en el apartado procesal y de impartición de justicia, así como trámites legales y administrativos mientras que un abogado se enfoca en la rama del derecho que ejerce, así como en la defensoría de personas, empresas, organizaciones, etc.

  • Vinculación

Por último, la vinculación con la autoridad es distinta. Un abogado solo se encarga de defender a su cliente mientras que el procurador tiene un vínculo directo entre autoridad y entre cliente. Los abogados no hablan directamente con los jueces ni se encargan de los trámites directamente con los juzgados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *