Diferencia entre fontanería y saneamiento

Cuando se está elaborando un proyecto de construcción es importante diferenciar cuáles son las tuberías de fontanería y las de saneamiento.

Lo habitual que es que la instalación de la cañería de la vivienda se encargue un fontanero y el saneamiento es responsabilidad de los municipios.

Como ejemplo, los fontaneros Ibiza se encargarán de las tuberías de la vivienda desde la acometida hacia el interior y el Ayuntamiento de Ibiza se encargará del saneamiento hasta la acometida.

Es por eso que aquí te contaremos de qué va cada uno de los conceptos para que así lo entiendas al máximo y lo diferencies.

¿Qué es la fontanería?

La fontanería es el nombre que recibe la tubería dedicada a trasladar el agua potable tanto en la red pública como en las propiedades. En general, cualquier tipo de tubería que transporte agua recibirá el nombre de fontanería.

Dichas tuberías de fontanería, en un inmueble, viene de la conexión de la fontanería de agua potable pública y se conectan con el sistema principal del inmueble. Este sistema distribuirá el agua a lo largo de las distintas tuberías o mangueras que se conectan al grifo, a la ducha, tanque de agua, etc.

¿Qué es el saneamiento?

Por otro lado, el saneamiento es el nombre que reciben las tuberías dedicadas al traslado del agua de drenaje, es decir, agua contaminada. El objetivo de que el nombre sea diferente está en no confundir qué tubería lleva agua limpia y cuál es la tubería que lleva agua sucia.

A su vez, las tuberías de saneamiento pueden llevar distintos tipos de aguas de desagüe como lo son aguas domésticas o aguas industriales. Al igual que pasa con las redes de fontanería de agua limpia, tenemos a las tuberías de saneamiento tanto públicas, de la red, como las de cada inmueble.

Diferencias entre fontanería y saneamiento

  1. Tipo de agua: Lo primero que debes de saber es que la fontanería tiene como objetivo trasladar agua potable o limpia. Por otro lado, el saneamiento se encarga de transportar drenaje o agua sucia.
  2. Tipo de tubería: De igual forma, los tipos de tubería cambian de forma considerable, ya que el agua se debe de mantener totalmente limpia. Por ello es que se usa tubería de plástico principalmente. Por otro lado, en el drenaje se utiliza plástico, concreto o metal, dependiendo del tipo de tubería.
  3. Grosores: Otra diferencia que encontramos es el grosor de las tuberías tanto de agua limpia como sucia. La tubería de fontanería suele ser mucho más angosta que la tubería de saneamiento, esto debido al caudal. Generalmente, el saneamiento requiere de un mayor volumen debido a los desechos que corren sobre la misma
  4. Instalaciones:Las tuberías de saneamiento se suelen instalar a mucha mayor profundidad que la tubería de fontanería. Esto debido a que en caso de romperse, al estar mucho más profundas el agua de drenaje no contaminará al agua limpia. Por ello es que se busca proteger más a la tubería de saneamiento para evitar la contaminación.
  5. Conexión: Por último, debes de saber que las tuberías de agua potable o limpia se conectan a grifos, tomas de agua y duchas. Por otro lado, las tuberías de saneamiento se conectan a colectores, inodoros, drenajes, coladeras, entre otros puntos dedicados a recoger el agua sucia o contaminada.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día.Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia.¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *