Diferencia entre terrores nocturnos y pesadillas

Los terrores nocturnos ocurren durante el sueño profundo y no se recuerdan al despertar, mientras que las pesadillas ocurren durante la fase de sueño REM y son más fáciles de recordar. Los terrores nocturnos suelen estar asociados con emociones intensas, como el miedo extremo y las pesadillas pueden involucrar una variedad de emociones negativas. Además, los terrores nocturnos son más comunes en niños, mientras que las pesadillas pueden ocurrir en personas de todas las edades.

En ocasiones, durante el sueño, podemos experimentar diferentes fenómenos que pueden resultar confusos y perturbadores. Dos de estos fenómenos son los terrores nocturnos y las pesadillas. Aunque pueden parecer similares, existen diferencias importantes entre ellos.

En este artículo, vamos a ver las diferencias entre terrores nocturnos y pesadillas, y entenderemos qué son exactamente cada uno de ellos.

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos, también conocidos como pavor nocturnus, son episodios de miedo intenso que ocurren durante el sueño profundo. Estos episodios pueden hacer que la persona afectada se siente repentinamente en la cama, gritando, llorando o mostrando signos de ansiedad extrema. Los terrores nocturnos son más comunes en niños, aunque también pueden ocurrir en adultos.

Durante un episodio de terror nocturno, la persona afectada puede parecer despierta, pero en realidad está atrapada en un estado de sueño profundo. Por lo general, no recuerdan el episodio al despertar, pero pueden experimentar una sensación de miedo o angustia residual.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre trayectoria y desplazamiento

Características de los terrores nocturnos

  • Ocurren durante el sueño profundo
  • Episodios de miedo intenso
  • Pueden incluir movimientos bruscos, gritos o llanto
  • La persona afectada puede parecer despierta, pero está atrapada en el sueño
  • Por lo general, no se recuerdan al despertar

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas son sueños vívidos y aterradores que despiertan a la persona durante la fase de sueño REM (movimiento rápido de los ojos). Durante una pesadilla, la persona puede experimentar una amplia gama de emociones negativas, como miedo, angustia, ansiedad o tristeza. Las pesadillas pueden variar en intensidad y contenido, pero generalmente involucran situaciones amenazantes o perturbadoras.

A diferencia de los terrores nocturnos, las pesadillas son más fáciles de recordar al despertar. La persona afectada puede recordar claramente los detalles del sueño y experimentar emociones residuales incluso después de despertar. Las pesadillas pueden ocurrir en personas de todas las edades, pero son más comunes en niños.

Características de las pesadillas

  • Ocurren durante la fase de sueño REM
  • Sueños vívidos y aterradores
  • Despiertan a la persona durante el sueño
  • Involucran emociones negativas como miedo o ansiedad
  • Fáciles de recordar al despertar

Principales diferencias entre terrores nocturnos y pesadillas

Aunque tanto los terrores nocturnos como las pesadillas son fenómenos relacionados con el sueño y pueden provocar miedo, existen diferencias clave entre ellos. A continuación, se presentan las principales diferencias entre terrores nocturnos y pesadillas:

  • Fase del sueño: Los terrores nocturnos ocurren durante el sueño profundo, mientras que las pesadillas ocurren durante la fase de sueño REM.
  • Recuerdo: Por lo general, las personas afectadas por terrores nocturnos no recuerdan el episodio al despertar, mientras que las pesadillas son más fáciles de recordar y pueden dejar una impresión duradera.
  • Intensidad de las emociones: Los terrores nocturnos suelen estar asociados con emociones intensas, como el miedo extremo, mientras que las pesadillas pueden involucrar una variedad de emociones negativas, como el miedo, la angustia o la tristeza.
  • Conducta durante el episodio: Durante un terror nocturno, la persona afectada puede mostrar movimientos bruscos, gritos o llanto. En cambio, durante una pesadilla, la persona generalmente permanece quieta y experimenta las emociones dentro del sueño.
  • Edad de aparición: Los terrores nocturnos son más comunes en niños, mientras que las pesadillas pueden ocurrir en personas de todas las edades.
  • Impacto en el bienestar: Los terrores nocturnos pueden causar malestar emocional y físico en la persona afectada y en quienes los presencian. Las pesadillas también pueden causar malestar, pero generalmente no tienen un impacto tan pronunciado en el bienestar a largo plazo.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!