Diferencia entre los cabezales de cama (cabeceros)

Si piensas comprar un cabezal para tu cama, primero debes conocer todas las diferencias entre todos los modelos existentes en el mercado.

Hablar de cabecero es igual que hablar de cabezal ya que tienen el mismo significado.

Aunque te vamos a explicar en detalle todos los tipos de cabeceros, visita Kasas Decoración para leer más consejos para elegir el mejor cabezal para tu cama.

Entonces, ¿cuáles son los diferentes cabeceros para una cama? A continuación, te lo explicamos en detalle.

Cabezal de forja

Antiguamente, quizás fuesen los más utilizados en los hogares por su originalidad y alejando de los más convencionales como los cabezales de madera.

Su estilo es muy variado ya que pueden ser clásicos como modernos. Seguramente con la buena elección de un cabecero de forja, tu cama ganará elegancia.

También destaca por su resistencia ya que hablamos de una estructura de hierro o metálica simulando la forja.

Su gran ventaja es la adaptabilidad a todo tipo de decoración en la habitación.

Entre los cabeceros de forja distinguimos 2 tipos que son:

Cabezales corridos

Esta opción de cabezal encaja muy bien para los pequeños dormitorios ya que transmiten sensación de amplitud. Se distinguen por ser tener menos altura que los demás cabezales y una anchura más amplia que la misma cama. Incluso puede llegar a cubrir toda la pared del cuarto según su tamaño.

Esta opción quizás se vea menos en los hogares, no quita ser una muy buen opción para quien busca algo diferente y original.

Cabezales altos

A diferencia de los cabeceros corridos que dominan la superficie en ancho, estos lo hacen en vertical de tal manera. En este caso, el ancho suele tener la misma medida que la cama aunque no siempre será así.

Este tipo de cabezal gusta mucho a las personas que adoran decorar las paredes con cuadros o elementos originales y curiosos.

Cabezales tapizados

En este tipo de cabecero, nos encontraremos con muchas variedades de tapizados como estampados, con relieve y lisos.

Sin duda, el cabezal más dominante en estos modelos son los lisos que destacan por su versatilidad y adaptabilidad a todo tipo de decoración en la habitación. Existen un ilimitado número de modelos pudiendo escoger muchos colores a igual que texturas.

Aquí entra en juego tu imaginación para elegir el cabezal más adecuado en función de tus gustos y mobiliario de la habitación.

Cabezal capitoné

Son ideales para personas que adoran lo clásico aunque siempre están de moda en el tiempo.

Su fabricación está basada en acolchar de forma asimétrica con botones de mismo diseño o diferente el mismo cabecero. Estos detalles aportan un plus a la decoración de la habitación ya que siempre llaman la atención a los visitantes.

Cabezales de madera

Estamos ante uno de los cabeceros más comunes en los hogares ya que siempre están a la moda y combinan con todo tipo de decoración.

Es ideal para los amantes del toque rústico, clásico o vintage en la habitación, además de aportar elegancia.

Cabezal con tapizado rematado con tachuelas

A igual que el cabecero de madera, es muy común verlo en las viviendas aunque tenga la particularidad de tener unos remates con tachuelos de corte redondo o líneal en los perfiles.

Cama bañera (piecero y cabecero solo en uno)

Es un todo en uno, es decir, el piecero y el cabezal están unidos. Esta opción no deja de ser una más muy interesante aunque algunas personas lo ven como muy ostentoso en una habitación.

No es recomendable para un cuarto pequeño ya que ocupa mucho espacio y reduciremos la habitabilidad de ese cuarto. Luego ante una buena elección del material de esta cama bañera, también tendremos una cama muy resistente y cómoda. 

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día.Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia.¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.