Diferencia entre rana y sapo

La principal diferencia entre una rana y un sapo se encuentra en la apariencia de su piel, su estructura de las extremidades y su hábitat preferido. Mientras que las ranas tienen una piel suave, patas largas y prefieren hábitats acuáticos, los sapos tienen una piel áspera, patas cortas y se adaptan mejor a hábitats terrestres.

Las ranas y los sapos son dos animales anfibios, que sí guardan similitud, pero no son el mismo animal. Además, es importante aclarar que, el sapo no es el macho y la rana no es la hembra, por lo que no son pareja. Puede que sea un  poco difícil de encontrar las diferencias entre estos dos animalitos saltarines, pero no es imposible. Por ello, aquí en Diferenciapedia tenemos para ti las diferencias entre una rana y un sapo.

¿Qué es una rana?

Las ranas (nombre científico: Ranura) son animales de clase anfibios que forman parte del grupo de los anuros. Son animales batracios; es decir, no tienen cola, son vertebrados, al nacer son acuáticos que respiran por branquias y al llegar a la adultez son terrestres y semiacuáticos, además que ya tienen pulmones.

Ahora bien, hablando un poco de las características físicas de las ranas, estos animales cuentan con patas posteriores largas y bien desarrolladas, las cuales les permiten su fácil desplazamiento mediante saltos. Mientras que sus patas delanteras son más cortas. Aunque, también se pueden desplazar fácilmente en el agua, siendo animales semiacuáticos. El cuerpo de las ranas es de color verde y pueden medir hasta diez centímetros, todo esto dependerá de su espécimen.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre abrogar y derogar

En cuanto a su alimentación, la mayoría se alimenta de pequeños animales invertebrados, como pueden ser moscas, gusanos, mosquitos, termitas, hormigas e incluso los huevos de otras ranas. Sin embargo, existen especies de gran tamaño que pueden consumir pequeños animales vertebrados, como peces pequeños.

Rana común o verde (Ranura)
También te puede interesar: Anfibio vs Reptil

¿Qué es un sapo?

Los sapos (nombre científico: Bufonidae) son animales anfibios, el cual se caracteriza por tener en su piel es áspera, con verrugas oscuras, ojos saltones y patas cortas y gruesas. Al igual que las ranas, los sapos también son animales anuros que no tienen cola, son vertebrados, terrestres y semiacuáticos. Como también, al nacer eran larvas acuáticas que respiran por medio de branquias y al llegar a su adultez salen a la tierra y respiran por pulmones.

Los sapos son carnívoros, ya que su alimentación se basa en animales invertebrados, ya sean insectos (moscas, hormigas y termitas), lombrices, crustáceos y arácnidos. Pero, algunas especies de gran tamaño pueden comer pequeños animales vertebrados, como peces. También pueden comer renacuajos.

Estos animales habitan en zonas muy húmedas, que tengan gran vegetación y que encuentren su alimento principal. Por ello, es muy común encontrarlos en los arroyos, lagunas y ríos, aún más en su época de reproducción.

Sapo (Bufonidae)
También te puede interesar: Diferencia entre molusco y crustáceo

Principales diferencias entre una rana y un sapo

A continuación te diremos las principales diferencias entre una rana y un sapo.

Tipo de piel

La piel de las ranas es lisa, brillante y de aspecto húmedo. Mientras que la piel de los sapos es más gruesa y áspera, contando con unas verrugas o protuberancias. Esta diferencia se debe a que las ranas se encuentran en un hábitat más húmedo y siempre tienen contacto con el agua. Por el contrario, los sapos han evolucionado para poder vivir lejos del agua, convirtiendo su piel en su protección.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre lámpara de LED integrado y lámpara con bombilla de LED

Extremidades

Las patas de las ranas son más finas y alargadas, sobre todo las traseras, por esto son animales más ágiles para saltar y desplazarse en agua y tierra. Por el contrario, los sapos cuentan con patas más cortas y gordas, siendo difícil desplazarse saltando. Por lo que prefieren correr o excavar en la tierra.

Hábitat

Aunque ambas especies son de hábitat húmedo, las ranas se encuentran en lugares bastante húmedos donde haya charcos. Saliendo únicamente a cazar su alimento. Mientras que, los sapos pueden vivir en áreas no tan húmedas perfectamente.

Cuerpo

El cuerpo de las ranas es delgado, llegando a pesar entre 20 y 80 gramos y medir entre 6 a 10 centímetros. En cambio, los sapos tienen un cuerpo más corto, robusto y redondeado, pesan entre los 20 y 80 gramos, miden entre 10 y 20 centímetros.

Forma de reproducción

Ambos anfibios ponen sus huevos en el agua, pero las ranas forman una especie de nubes con sus huevos y segregan una sustancia que los mantiene unidos. Y los sapos ponen sus huevos sobre las hojas de plantas acuáticas.

Veneno

Existen especies de ranas y sapos venenosos. Sin embargo, existen pocas especies de ranas que lo sean, mientras que los sapos expulsan un veneno de mal olor por sus verrugas, esto lo hacen cuando se sienten en peligro como mecanismo de defensa.

También te puede interesar: Diferencia entre caimán y cocodrilo

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!