Diferencia entre SPA y balneario

El balneario y el SPA tienen un objetivo en común que es el de obtener beneficios y mejorar la salud de una persona a través del agua como ayudar a mejorar la circulación sanguínea, combatir el estrés, aliviar dolencias, etc., pero por lo demás hay grandes diferencias.

Ahora bien, si deseas convertir el baño de tu casa en SPA, Conducha.es te da los mejores consejos para ello.

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre un SPA y un balneario? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un SPA?

Hoy en día, un SPA se define como una institución dedicada al bienestar de las personas en un ambiente relajante, cuya actividad principal es la prestación de tratamientos de SPA añadiendo especialidades como masajes terapéuticos.  

Se combina muy bien con el turismo y en este caso con los hoteles, de ahí, numerosos hoteles SPA ofreciendo esos servicios de tratamientos con aguas con estancias incluyendo desayuno, almuerzo y cena.

El agua utilizado por los SPA no tienen ningún beneficio medicinal, es simplemente agua del grifo.

Origen de la palabra SPA

El nombre «SPA» se originó en la ciudad de Spa en el Principado de Lieja (ahora pertenece a Bélgica), que ha sido un centro de aguas termales en Europa desde el siglo XVI. Esta definición es la que refleja la RAE.

En el siglo XX, el topónimo «SPA» se convirtió paulatinamente en un nombre masculino común con diferentes significados en el ámbito internacional. Suele referirse a SPA, agua mineral, jacuzzi, gimnasio, etc.

Sin embargo, si queremos ir más allá de la definición de la RAE,  su origen se cree ampliamente que SPA es un antiguo acrónimo romano (latín) que significa «Sana Per Aquam» o «Sanitas Per Aquam» o «Sanare Per Aquam«.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre sarcasmo e ironía

SANITAS PER AQUAM se traduce como «La salud a través del agua«.

También te puede interesar: Sauna vs Baño turco

¿Qué es un Balneario?

Los centros balnearios ofrecen tratamientos medicinales mediante el uso de agua mineral con propiedades y cualidades terapéuticas.

Esta agua mineral puede ser producida de forma natural o artificial declarada de utilidad pública gracias a sus beneficios para la salud. También se les denomina “aguas termales”.

La aplicación de estas terapias con aguas minerales medicinales es llamada balneoterapia o también la podemos llamar hidroterapia.

Se considera fuente termal a aquel manantial cuya temperatura del agua se encuentra al menos 4°C por encima de la temperatura media anual del lugar donde se ubica.

A igual que los SPA, podemos fusionar un balneario con un hotel, de ahí, miles de hoteles balnearios en el mundo ofreciendo el uso de las termales, además de diferentes tratamientos medicinales para la piel, el estrés y mucho más.

El personal del balneario estará siempre dotado de profesionales sanitarios y uno o varios médicos que prescribirán el tratamiento terapéutico según cada paciente.

Para considerarse balneario tendrá que considerarse sus aguas de utilidad pública y siempre con la intervención médica. Según cada país, la regulación de estos establecimientos puede ser o no cedidos a sus regiones como en el caso de España, serán las comunidades autónomas que regularan y controlan los balnearios.

Origen del balneario

Se atribuye a Agripa, mano derecha del emperador Augusto, se ser el propulsor de las aguas termales desde que construyó los primeros grandes baños públicos romanos en Roma en el año 25 AC.

También te puede interesar: ¿Es lo mismo fitoterapia y naturopatía?

Principales diferencias entre un SPA y un balneario

Tipo de agua

El agua de los balnearios es de origen manantial aunque en algunos casos artificial pero siempre con fines medicinales, es decir, en ambos casos esa agua tiene beneficios saludables para el organismo humano. Se considera agua minero-medicinal.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre chubasquero y cortavientos

Al contrario, el SPA utiliza agua de la traída (agua potable de la red pública) sin ninguna cualidad curativa, ni beneficios para el cuerpo humano.

Equipo humano

Los balnearios están compuestos de personal con formación sanitaria como médicos, fisioterapeutas, enfermeras para supervisar todos los tratamientos de sus usuarios.

Sin embargo, un SPA no tiene la obligación de tener empleados del gremio sanitario salvo decisión expresa del propio SPA. De hecho, para tratamientos muy específicos solo intervendrán profesionales con formación sanitaria.

Ubicación y construcción

La ventaja de los SPA es que pueden ser edificados en cualquier lugar.

Los balnearios estarán siempre ubicados al lado del manantial de las aguas termales salvo si es producción artificial aunque son casos muy aislados en el mundo. Podremos encontrar aguas termales en plena naturaleza con accesos remotos a igual que un hotel con las piscinas con aguas termales.

Precios de tratamientos y estancias

Normalmente los tratamientos de los balnearios al tener intervención sanitaria suelen ser más costosos aunque también dependerá del país, de la ubicación del balneario y en caso de dar alojamiento también dependerá de las estrellas del hotel, etc.

En definitiva, decir que un SPA es más barato que un balneario es muy relativo ya que entran muchos factores además del tipo de tratamiento.

Punto en común entre SPA y balneario

Los balnearios y los SPA tienen un fin similar que es mejorar y tratar enfermedades o dolencias a través del agua.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!