Diferencia entre tarima flotante y suelo laminado

En la actualidad podemos encontrar varias opciones de reforma para el hogar o negocio, siendo las más populares la tarima flotante y el suelo laminado. Sin embargo, estas dos poseen diferencias que dependiendo de lo que se busque, una puede ayudar más que otra. Una de las diferencias que se pudiera notar a simple vista es que la tarima flotante está elaborada con madera de origen natural, mientras que la otra proviene de materiales sintéticos.

Estas discrepancias pueden ir un poco más allá, teniendo en cuenta que ambas opciones poseen distintos mantenimientos, durabilidad, grosor y calidad. Pero cuentan con una similitud al momento de su ensamblaje, pues las dos requieren de tablillas para anclarla a la superficie deseada.

¿Qué es una tarima flotante?

La tarima flotante es un tipo de suelo a base de madera natural, que se ha vuelto popular últimamente porque su instalación resulta no ser tan complicada. Cualquiera con conocimientos básicos sería capaz de realizar un trabajo decente, pero lo recomendable es siempre acudir con profesionales en esta rama.

Una de las ventajas de la tarima flotante es que no necesita de pegamento o materiales adhesivos para lograr su fijación al suelo. También se pueden encontrar diversas opciones, bien sea para interiores o exteriores, pues su alta calidad le permite un alto rendimiento, dando siempre como resultado un espectacular acabado.

¿Qué es un suelo laminado?

El suelo laminado parte de la base de una variedad de capas de material sintético, posee una lámina superior transparente para evitar así su desgaste. Encontramos que este suelo se compone con la siguiente cantidad de láminas: una capa para plasmar el diseño deseado, una capa con fibra de alta densidad resistente a la humedad y una capa de refuerzo.

Si bien es sabido que el suelo laminado suele ser más económico, esto no le quita que aporta una excelente durabilidad y calidad al suelo que se desea reformar. En el mercado actual se pueden encontrar opciones de mayor valor monetario, estas pasarían a ser los suelos laminados macizos que dan como beneficio una mayor resistencia.

Principales diferencias entre una tarima flotante y un suelo laminado

A continuación vamos a destacar las principales diferencias a tener en cuenta a la hora de elegir entre ambas opciones.

  • Precio: La tarima flotante suele tener un precio más elevado, debido al uso de madera cien por ciento natural. En cambio, el suelo laminado tiene un costo menor, pudiendo estar al alcance de todos.
  • Aspecto: Al ser de material sintético, el suelo laminado posee una mayor flexibilidad, alcanzando una mayor posibilidad de diseños. La tarima flotante posee un aspecto natural de madera.
  • Durabilidad: En este aspecto se prefiere la tarima flotante, pues al largo plazo alcanza una mayor duración que el suelo laminado.
  • Mantenimiento: El suelo laminado saca ventaja, ya que su mantenimiento y/o limpieza es muy sencilla y bastaría con un paño poco húmedo.

Como se puede ver, surgen ciertas diferencias entre ambas opciones. Aun así, su elección dependerá de las características de diseño, gusto y utilidad que se le quiera dar. La mayor ventaja de cualquiera de ellas, es que pueden amoldarse a cualquier requerimiento.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día.Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia.¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *