Diferencia entre turismo activo y turismo de aventura

El turismo activo y el turismo de aventura se diferencian por el tipo de actividades que ofrecen, el nivel de riesgo que implican, los requisitos físicos que exigen y los objetivos que persiguen. Ambas formas de turismo tienen sus ventajas y desventajas, y es importante que los turistas elijan la opción que mejor se adapte a sus intereses y capacidades.

Al hablar de turismo no nos podemos encasillar en simplemente ese término, debemos ir más allá e ir encontrando las diferentes ramas del turismo que se relacionan a actividades específicas o entornos en concreto.

En este caso tenemos el turismo activo y el turismo de aventura, que por definición pueden parecer iguales, pero guardan sus diferencias y es importante aprender a distinguirlos si queremos viajar y contratar un plan que se amolde a nuestras necesidades.

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre turismo activo y turismo de aventura? ¡Vamos allá con turismo activo vs turisma de aventura!

¿Qué es el turismo activo?

El turismo activo es una especie de alternativa al turismo tradicional, ese en el que se va a una playa a pasar el rato, a una montaña a apreciar el panorama, etc. El turismo activo involucra de forma permanente al turista con su entorno, exigiéndole física y mentalmente, deja de ser un espacio para la relajación y se convierte en un viaje para disfrutar activamente del espacio que te rodea.

Aunque no podemos definir las actividades que se realizan en el turismo activo, sí que encontramos ciertos ejemplos claros, como el trekking, rutas en MTB, paseos por la montaña, etc. Toda actividad que aproveche un espacio de este estilo para que el turista sude y se divierta, eso sí, sin deteriorar los espacios naturales o urbanos en donde se realizan.

También te puede interesar: Diferencia entre kayak y piragua

¿Qué es el turismo de aventura?

El turismo de aventura por definición puede no diferenciarse mucho del turismo activo, pues básicamente es la realización de actividades físicamente demandantes y con cierto grado de dificultad. Suelen ser deportes un poco más extremos que en el activo, pues incluyen un cierto grado de riesgo que debe ser responsabilidad del turista.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre ropa de trabajo y uniforme de trabajo

Entre las actividades que podemos encontrarnos al hacer turismo de aventura está el kayak en aguas bravas, escalada, senderismo y muchas más. Dependiendo del nivel de preparación de cada turista, se deben planear las actividades de cierta forma, aunque mayormente son muy demandantes. De igual manera, se pueden aprovechar entornos naturales como bosques, montañas o playas.

También te puede interesar: Diferencia entre viajar y hacer turismo

Principales diferencias entre turismo activo y turismo de aventura

Pasemos a conocer las principales diferencias entre el turismo activo y el turismo de aventura, ya que seguramente no te quedaron claras tras la definición:

  • Lugar donde se practica: El turismo activo no necesita de espacios naturales, mientras que el turismo de aventura debe hacerse en espacios como montañas o playas.
  • Publico: El turismo activo es una actividad que puede ser realizada en familia o con niños, pues no es tan demandante como el turismo de aventura, que debe ser hecho por personas capacitadas.
  • Trato con la naturaleza: El turismo de aventura busca preservar y fomentar el cuidado de los espacios naturales mientras se realizan actividades en ellos. Mientras tanto, el turismo activo no tiene responsabilidad con los entornos verdes.
  • Preparación: El turismo activo puede ser exigente físicamente, pero no tanto, por lo que no terminarás exhausto o necesitarás prepararte con antelación. A diferencia del turismo de aventura, donde tendrás que prepararte previamente o conocer muy bien el deporte.
  • Actividades: El turismo activo se enfoca en actividades deportivas y recreativas en la naturaleza, como senderismo, ciclismo, escalada, kayak, rafting, paseos a caballo, etc. Estas actividades no son necesariamente de alto riesgo. Por otro lado, el turismo de aventura se enfoca en actividades más extremas y de alto riesgo, como puenting, parapente, buceo, espeleología, etc. Estas actividades tienen un mayor nivel de adrenalina y suelen requerir un mayor nivel de preparación y habilidad.
  • Riesgo: El turismo activo tiene un menor nivel de riesgo, ya que se trata de actividades que, en general, son más seguras y tienen menos probabilidades de provocar lesiones o accidentes. En cambio, el turismo de aventura implica un mayor nivel de riesgo, ya que se trata de actividades más extremas y peligrosas. Por lo tanto, es importante que los turistas estén bien preparados y cuenten con el equipo necesario para realizar estas actividades de manera segura.
  • Requisitos físicos: El turismo activo es apto para todas las edades y niveles de habilidad, ya que existen actividades para todas las capacidades físicas. Sin embargo, el turismo de aventura requiere un buen estado físico y, en muchos casos, una cierta habilidad o experiencia previa en la actividad que se va a realizar.
  • Objetivos: El objetivo del turismo activo es disfrutar de la naturaleza y realizar actividades deportivas y recreativas al aire libre. Por otro lado, el objetivo del turismo de aventura es superar los límites personales y experimentar emociones extremas, como la adrenalina, el miedo, la euforia, etc.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!