Diferencia entre un préstamo y un crédito

Un préstamo es una entrega única de dinero que se devuelve en pagos regulares, mientras que un crédito es una línea de financiamiento flexible que permite al prestatario acceder a fondos de manera continua dentro de un límite establecido. La elección entre un préstamo y un crédito depende de las necesidades financieras individuales y la forma en que se planea utilizar el dinero.

Un préstamo y un crédito son ambos mecanismos de financiación, donde un ente bancario da una cantidad de dinero al solicitante y éste debe devolver con intereses agregados. Actualmente, es muy común que las personas solicitan préstamos rápidos, creyendo que se trata de un crédito, pero no es así, son dos términos y servicios distintos. Además que, no se pueden usar como sinónimos.

Por ello, es indispensable que a la hora de tomar cualquiera de estos dos servicios bancarios, sepamos cuál es la diferencia entre un préstamo y un crédito. Ya que, ambos servicios, podemos encontrar cantidad de dinero, intereses y plazos de devolución diferente.

¿Qué es un préstamo?

Un préstamo es una operación financiera que consiste en que un actor o ente económico, ya sea un banco, empresa o gobierno (prestamista), presta un recurso económico a una persona (prestatario). Esto con el fin de que la persona devuelva el préstamo en su totalidad siguiendo estrictamente las condiciones definidas durante la prestación, ya sea mediante un contrato o acuerdo. A esto se le suma, que el prestatario deberá asumir intereses, lo que le aumentará el precio del dinero que habría recibido y tendrá que entregar.

También te puede interesar: Diferencias entre tarjeta de crédito y tarjeta de débito

¿Qué es un crédito?

Un crédito es una operación financiera, la cual consiste en que una entidad financiera (acreedor), ya sea un banco o empresa, ponga a disposición de un cliente (deudor) una cantidad de dinero. El deudor podrá usar esta suma rigiéndose por los términos y condiciones que se han plasmado en el contrato o acuerdo con el acreedor.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre pintura acrílica y pintura plástica

Al momento de concretar el acuerdo, el deudor adquirirá la obligación y garantizará al acreedor que devolverá por completo la suma de dinero prestada. Esto cumpliendo con todo lo que se haya plasmado en el contrato, específicamente la cantidad solicitada, los plazos de devolución, entre otros.  Además, deberá sumar al dinero prestado los intereses, comisiones o gastos que se hayan generado, todo esto se debe encontrar en el acuerdo.

También te puede interesar: Diferencia entre organización e institución

Principales diferencias entre un préstamo y un crédito

A continuación te diremos las principales diferencias entre un préstamo y un crédito.

Intereses

En los préstamos los intereses se pagan en proporción al capital que se le haya prestado al prestatario, tienen que ser pagados de golpe junto con la cantidad de dinero prestada. Mientras que, en un crédito se pagan los intereses únicamente del dinero que dispuso el deudor. Es decir que, el deudor no deberá pagar intereses por todo el dinero que ha puesto a su disposición la entidad financiera, solamente el que ha gastado.

Cantidad de dinero

Los préstamos son ideales para financiar bienes y servicios que sean realmente costosos, pues se tiene acceso a una gran cantidad de dinero. Sin embargo, el prestatario deberá indicarle al banco o entidad financiera que quiere pagar con el préstamo, ya que se otorgan únicamente para gastos grandes que han sido planificados previamente.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre kayak y piragua

 Por otro lado, con un crédito el deudor tiene acceso a una pequeña suma de dinero, esto porque va dirigido a gastos inesperados; es decir, necesidades que surjan en la vida cotidiana.

También te puede interesar: Diferencia entre intereses y comisiones

Plazos para la devolución

Debido a que la cantidad de dinero otorgada en un préstamo es alta, los plazos para la devolución son más largos. Es prácticamente imposible que el prestatario cuente con el dinero y los intereses para pagar al prestamista en pocos meses. Por lo general, los plazos para pagar un préstamo duran varios años, todo dependerá de la cantidad de dinero solicitada. Aunque, en la mayoría de los casos el cliente deberá pagar una cuota mensual, trimestral o semestral, como se indique en el contrato.

En cambio, los plazos para pagar un crédito son cortos, ya que la cantidad de dinero prestada es menor. Se podría decir que, como regla general, una vez que el deudor haya sacado dinero, este deberá devolverlo con sus intereses al pasar 30 o 40 días como máximo. Si el mismo incumple su devolución, deberá pagar intereses sobre intereses.

Daniel Gutiérrez Viñas

Formación académica: Miembro acreditado por la institución europea EFPA como "European Financial Advisor" Licenciado en Economía por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid Máster en Asesoramiento y Planificación Financiera por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Experiencia laboral: Manager de educación financiera en Benowu International Academy S.L. desde 2016 Analista de Tradingdesdecero.com desde 2016 Información profesional previa: Anteriormente gestor de operaciones en Banco Sabadell, Consultor de trading en Academy of Financial Trading, Asesor Financiero en Seguros Santalucía y Gestor Comercial en Caja Madrid.