Diferencia entre una puerta blindada y una puerta acorazada

Mientras que una puerta blindada ofrece una protección básica contra robos y ataques simples, una puerta acorazada proporciona un nivel más alto de seguridad y resistencia debido a su construcción reforzada y materiales más resistentes.

Existen muchos modelos de puertas disponibles en el mercado actual. Por este motivo muchas personas suelen tener dudas acerca de la diferencia que existe entre las puertas blindadas y las puertas acorazadas. Teniendo en cuenta que ambos tipos de puertas son más resistentes y seguras que las puertas comunes o convencionales. Ambas se consideran puertas de seguridad.

Para ayudarte a conocer la diferencia que existe entre una puerta acorazada y una puerta blindada, hemos creado este artículo con toda la información que necesitas conocer. Por ello, si deseas conocer dicha información te aconsejamos seguir leyendo todo el texto siguiente:

¿Qué es una puerta blindada?

Se conoce como puerta blindada a toda aquella puerta que cuente con una estructura de marco y de hoja de puerta. Además, las puertas blindadas son de madera que se revisten con chapa de hierro para lograr fortalecer de forma considerable su estructura. Sin embargo, es importante mencionar que las puertas blindadas no pueden ser consideradas como puertas de seguridad.

Esto último se debe a que la resistencia de las puertas blindadas es bastante baja y los refuerzos suelen ser poco eficaces ante un típico ataque con palanca. Sin embargo, sí que se trata de puertas más resistentes a las convencionales y comunes en el mercado global.

También te puede interesar: Puerta de hierro vs Puerta de aluminio

¿Qué es una puerta acorazada?

Las puertas acorazadas son aquellas que cuentan con una estructura de marca y con hojas de puertas de materiales resistentes como acero o hierro. Este tipo de puertas se suelen revestir con madera en las partes externas para lograr dotarla de una estética mucho más atractiva que los materiales internos.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre urgencia y emergencia

Estas puertas son mucho más resistentes que las puertas blindadas. Sin embargo, es importante destacar que muchas de las puertas acorazadas son bastante fáciles de abrir entre 3 a 5 minutos por una persona con experiencia. Esta poca seguridad se debe a que las puertas acorazadas suelen tener cilindros, escudos protectores y llaves de calidad regular.

Por todo lo antes mencionado es importante no dejarse llevar por el nombre o terminología de las puertas. Además, es importante también no juzgar la seguridad que pueden ofrecer este tipo de puertas tan solo por su aspecto estético.

También te puede interesar: Humedad por condensación vs Humedad por capilaridad

Principales diferencias entre una puerta blindada y una puerta acorazada

Estructura y materiales

Puerta blindada: Una puerta blindada generalmente consta de una estructura de madera o metal con un relleno interior de materiales resistentes, como acero o aluminio. La capa externa puede estar cubierta con paneles de madera o láminas de acero. La resistencia de una puerta blindada depende del grosor de los materiales utilizados en su construcción.

Puerta acorazada: Una puerta acorazada tiene una estructura más robusta y está diseñada para resistir ataques más agresivos. Está compuesta por una estructura de acero reforzado y revestimientos metálicos, como placas de acero, que proporcionan una mayor resistencia a la puerta. La combinación de diferentes capas de acero y otros materiales de alta resistencia hace que una puerta acorazada sea más segura y resistente que una puerta blindada.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre estilo y moda

Nivel de seguridad

Puerta blindada: Las puertas blindadas ofrecen un nivel básico de seguridad y están diseñadas para disuadir a los ladrones comunes y proporcionar protección contra intentos de robo simples. Si bien brindan cierta resistencia, pueden ser vulnerables a herramientas de fuerza o técnicas avanzadas de apertura.

Puerta acorazada: Las puertas acorazadas ofrecen un nivel de seguridad más alto en comparación con las puertas blindadas. Debido a su construcción reforzada y materiales más resistentes, son capaces de resistir ataques más agresivos, como el uso de palancas, taladros o herramientas similares. Además, suelen contar con cerraduras de alta seguridad y sistemas de cierre adicionales para ofrecer una protección más completa.

Certificaciones y estándares

Puerta blindada: Las puertas blindadas pueden cumplir con ciertos estándares de seguridad, como las normas europeas EN 1627-1630. Estas normas definen diferentes niveles de resistencia y clasificaciones de seguridad para las puertas.

Puerta acorazada: Las puertas acorazadas suelen cumplir con estándares de seguridad más exigentes y están certificadas por organizaciones reconocidas en el ámbito de la seguridad, como la norma europea EN 1627-1630 o la norma española UNE-EN 1627. Estas certificaciones garantizan que la puerta ha sido sometida a pruebas rigurosas y cumple con los estándares de seguridad establecidos.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día. Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia. ¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!