Diferencia entre invertir en bolsa e invertir en criptomonedas

La principal diferencia entre acciones de la bolsa y criptomonedas al invertir radica en la naturaleza de los activos y los mercados en los que se negocian. Las acciones representan propiedad en una empresa y su valor está relacionado con el desempeño y activos de la misma. Por otro lado, las criptomonedas son activos digitales descentralizados sin respaldo físico, y su valor se basa en la oferta y la demanda en mercados descentralizados.

Las inversiones en línea se encuentran pasando un gran momento a nivel mundial y se han convertido en la manera en la que muchos ahorristas toman el control de su salud y situación financiera. Es por ello que, a continuación, hablaremos de las principales diferencias entre dos de los instrumentos más populares: las acciones de la Bolsa y las criptomonedas.

De seguro has escuchado en tu círculo más íntimo a alguien hablar de las ventajas de las inversiones en línea en este 2023. Con una gran cantidad de nuevas herramientas para operar en los mercados más diversos a nivel internacional, hoy en día cualquier persona puede comenzar a invertir en los mercados sin necesidad de ser un experto y, mucho menos, contar con grandes cantidades de dinero.

En ese sentido, el mundo financiero se ha dinamizado y democratizado de gran manera, al punto de que algunos activos e instrumentos han ganado mucha fama. Uno es el caso de las criptomonedas, un instrumento 100% digital que data desde 2009. Otro caso interesante es el de las acciones de la bolsa, un instrumento con mucha más antigüedad en el sector.

Principales diferencias entre invertir en la bolsa y en criptomonedas

A continuación, repasaremos las principales diferencias:

¡Otra diferencia!  Diferencia entre anatomía y fisiología

Naturaleza

Si te encuentras buscando cómo invertir en Bank of America y sus acciones, tiene s que tener en cuenta que se trata de una participación de propiedad. En otras palabras, te encuentras comprando un porcentaje de la firma, lo que abre la puerta a beneficios o dividendos.

En tanto, las criptomonedas son activos financieros descentralizados, los cuales no significan ninguna clase de propiedad. Utilizan la tecnología blockchain y su valor nace de la demanda y oferta de los mercados.

Regulación

Las acciones se encuentran dentro de marcos regulatorios y leyes de gobierno en la gran mayoría de países del mundo. Las empresas que decidan operar en la Bolsa deben estar bajo el marco de la ley a la hora de operar.

Por su parte, las criptomonedas cuentan con una regulación muy cambiante de acuerdo al país. De hecho, muchos gobiernos recién se encuentran desarrollando la regulación en torno a este activo financiero. Los pronósticos, en ese sentido, son divididos: mientras algunos países han favorecidos a las monedas digitales, otros las han prohibido.

Liquidez

Las acciones se negocian, siempre, en bolsas que cuentan con regulación, horarios y reglas previas para su negociación, lo cual obliga al inversor a prestar atención a estos detalles. Además, es importante dominar conceptos como la renta fija y la renta variable antes de comenzar.

Las criptomonedas, en tanto, son conocidas como el mercado que nunca descansa, dando lugar a un intercambio de 24 horas, los 365 días del año. Esto lleva a que su liquidez siempre sea elevada, aunque eso va a variar de acuerdo a qué criptomoneda se negocia y la plataforma en cuestión.

¡Otra diferencia!  Diferencia entre crustáceo y molusco

Volatilidad

Las acciones son activos volátiles, pero siempre dentro de márgenes esperados por los mercados y siguiendo el ritmo de las últimas noticias a nivel nacional e internacional. Los movimientos de los valores pueden estar direccionado directamente con la agenda de noticias.

Las criptomonedas, en cambio, son instrumentos conocidos por su volatilidad. Debido a su desregulación, sus precios pueden verse vistos alterados drásticamente en cortos periodos de tiempo. En ese sentido, tienen una relativa autonomía en torno a la agenda nacional e internacional.

Conclusión

Dicho todo esto, cada inversor puede tener en cuenta todos estos factores a la hora de optar por uno o el otro, así como también para combinarlos en una misma cartera diversificada. Después de todo, nada mejor que conocer a fondo un activo antes de operar.

Daniel Gutiérrez Viñas

Formación académica: Miembro acreditado por la institución europea EFPA como "European Financial Advisor" Licenciado en Economía por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid Máster en Asesoramiento y Planificación Financiera por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Experiencia laboral: Manager de educación financiera en Benowu International Academy S.L. desde 2016 Analista de Tradingdesdecero.com desde 2016 Información profesional previa: Anteriormente gestor de operaciones en Banco Sabadell, Consultor de trading en Academy of Financial Trading, Asesor Financiero en Seguros Santalucía y Gestor Comercial en Caja Madrid.