Diferencia entre una mampara de ducha corredera y una mampara de ducha abatible

La elección de las mamparas es muy importante cuando estás construyendo o reformando tu baño y tu ducha. Es por eso que aquí te contaremos cuál es la diferencia principal entre una mampara de ducha corredera y una mampara de ducha abatible.

¿Qué es una mampara de ducha corredera?

La mampara de ducha es la mampara que se encarga de separar el área de la ducha del resto del baño. Generalmente, las mamparas correderas y abatibles se fabrican en materiales ligeros, pero resistentes a la humedad como vidrio o acrílico y aluminio.

El sistema de la mampara de ducha corredera es muy fácil de explicar, ya que se trata de dos hojas de mampara montadas sobre un riel. Una de ellas es fija mientras que la otra se mueve sobre dicho riel para sí abrirse y cerrarse con tan solo tirar de ella.

¿Qué es una mampara de ducha abatible?

Al igual que la mampara de dicha anterior, la mampara de ducha abatible tiene como función separar el área de ducha del baño. De este modo, el agua y el jabón, así como el vapor no terminarán por mojar el inodoro, muebles y más.

Por otro lado, aquí tenemos a la mampara de ducha abatible la cual está diseñada para abrirse como si fuese una especie de puerta. Esto se logra gracias al uso de herrajes en las hojas de la mampara o cancel permitiendo así moverse en un espacio en 3D y no de forma corredera.

Diferencias entre mampara de ducha abatible y corredera

  1. Forma en la que se abren y cierran: Lo primero que debes de saber es que la forma en la que se abren y cierran las puertas es la primera diferencia entre ambas opciones. La mampara corredera se mueve de adelante hacia atrás con un riel mientras que la mampara abatible se abre como una puerta con herrajes de por medio.
  2. Espacio ocupado: Otro punto a tomar en cuenta es el hecho de que el espacio ocupado por las mamparas cambia. La mampara abatible necesita más área entorno a ella por la forma en la que se dobla mientras que la corredera necesita de espacio linear para poder moverse.
  3. Complejidad: La complejidad es otra gran diferencia. Esto debido a que los herrajes abatibles suelen ser ligeramente más complejos por la forma en la que se mueven. En cambio, los rieles de las mamparas correderas suelen ser más simples en funcionamiento, pero en reparación sí que son ligeramente más engorrosas.
  4. Costo: El costo varía entre ambas opciones, al ser más simple, la mampara corredera suele ser mucho más económica que la abatible. Aunque todo dependerá del tamaño de la misma y los materiales usados en su montaje.
  5. Versatilidad: Por último, debes de saber que la versatilidad es otra característica a tomar en cuenta. Las mamparas correderas están diseñadas para duchas clásicas, por otro lado, las mamparas abatibles se pueden adaptar mejor a diferentes espacios.

Diferenciapedia.com

Somos los expertos en explicar las diferencias que todos nos preguntamos en el día a día.Cada redactor de nuestro equipo está especializado en su materia de ahí la calidad del contenido para dar respuesta a cualquier tipo de diferencia.¡LA MEJOR WEB DE LAS DIFERENCIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.